Paraná

Este departamento tiene como gran protagonista la magnífica vista de la plaza Vicente López.

Sus dueños, un matrimonio con hijos jóvenes, adhirieron totalmente a una estética minimalista propuesta por el estudio, tanto como en la reforma de la arquitectura como en el equipamiento.

El uso de colores neutros y del blanco se interrumpe con el color aportado por las obras de arte elegidas. Pisos de roble de Eslavonia, mármol en baños y cocina, pocos muebles apenas los necesarios pero de gran confort.